25 Aniversario desde la creación de Serviocio (BeOne)
12/07/2018 Categoría:  Actualidade

El Grupo BeOne organizó, el pasado 5 de julio, en el Hotel NH Finisterre (A Coruña), una Gala para conmemorar el 25 aniversario de creación de la empresa Serviocio. Al acto asistieron técnicos y directores de instalación de distintos puntos de la geografía española. El acto se inició bajo la batuta de Leo Harlem, con un divertido monólogo referido a la práctica de la actividad física y deportiva que provocó risas y carcajadas de los presentes.

Como conductor del acto, en primer lugar, Leo Harlem dio la palabra a Roberto Ramos, actual director ejecutivo y fundador de Serviocio, que agradeció el esfuerzo y compromiso de los trabajadores a lo largo de estos años que han contribuido al éxito de la empresa, sin olvidar a los socios que juntos emprendieron este camino hace 25 años, en especial, a José Manuel Amado.

Se dio paso a la proyección de un video corporativo sobre la misión y desarrollo de la empresa. Serviocio nació en 1993, con la gestión de un centro deportivo municipal en Ferrol. Entre 1998 y 2002 comenzó su primera época de expansión, llegando a gestionar 12 centros deportivos y, por primera vez, con presencia fuera de Galicia. En 2009, Atlas Capital se incorpora como inversor principal del Grupo, para poder acometer nuevos modelos de negocio: la construcción de un centro en Getafe y otro en Ourense. En 2014, se construye en Granada, el primer centro privado de la empresa y nace BeOne, como marca comercial. Actualmente, el Grupo gestiona 35 instalaciones repartidas en 11 provincias, con una plantilla de más de 1.200 trabajadores que atienden a 168.000 usuarios.

Leo Harlem, seguidamente, invitó a Eduardo Blanco a subir al estrado por expreso deseo de los fundadores de la empresa, a quién presentó como su profesor de gestión deportiva en la etapa de alumnos del INEF, además de ser presidente de la Asociación Galega de Xestores Deportivos (AGAXEDE) y de la Federación Española de Asociaciones de Gestores del Deporte (FAGDE). Realizó un breve resumen de la evolución de la práctica deportiva, impulsada por los ayuntamientos democráticos, cuya política deportiva fue el caldo de cultivo que hizo posible la creación de las empresas de servicios deportivos, en los años 80 y 90. No terminó, sin hacer unas reflexiones en voz alta, para para poner en valor la tarea de los técnicos deportivos que realizan la prestación del servicio, cuyo “buen hacer” es la garantía de calidad. Sin embargo, su retribución no está en consonancia con la responsabilidad que tienen y la función que desempeñan. Añadiendo, que estamos ante un mercado futuro de las personas mayores que deberán ser atendidas en espacios y con programas específicos, más allá del mimetismo deportivo que se viene aplicando.

En el acto, intervino también Jaime Lissavetzky, en calidad de presidente de la Fundación España Activa, que fue presidente del Consejo Superior de Deportes, para explicar los proyectos y estrategias de su fundación. La Gala se cerró con la entrega de los diferentes premios de la empresa a sus trabajadores, y un coctel final para todos los asistentes e invitados.

https://www.dropbox.com/sh/hc440nathrr1vcm/AABgngObbE6E-x4_kNneyLpLa?dl=0